6

De interés

volver

LA DISOCIACIÓN

DISOCIAR.- Separar algo de otra cosa a la que estaba unida.

La disociación del movimiento, nos aporta un mejor dominio y control cuerpo-mente, es la suma de de la estabilización y el movimiento.

El sistema muscular está clasificado en músculos estabilizadores y músculos movilizadores.

 Los estabilizadores se caracterizan por su localización profunda, de acción local y mono articular, con función antigravitatoria de soporte de peso, alta proporción en fibras lentas y de gran capacidad propioceptiva.
La musculatura movilizadora se caracteriza por su localización más superficial, de acción más global y multiarticular, con mayor capacidad para generar amplios rangos de movimiento y fuerzas de aceleración, y con alta proporción de fibras rápidas.

Una zona del cuerpo permanece inmóvil mientras que otra, conectada, se mueve con la máxima libertad posible. Si estamos trabajando la flexión y extensión de caderas y rodillas, no tendríamos porque, estar levantando los hombros, contracturando el trapecio en sus fibras superiores. En muchos gestos implicamos a más estructuras de las que necesitamos, con lo cual el movimiento pierde fluidez y comenzamos a trabajar contracturándonos.

Una correcta organización pélvica-escapular nos facilitará poner a la columna en línea, recuperando la postura más económica y aliviando los dolores o las tensiones en la columna cervical y en el trapecio.

Debemos concentrar la atención en aquellas partes del cuerpo que están en movimiento, pero resulta más eficaz concentrarse en estabilizar el área del cuerpo que no está en movimiento. El movimiento incorrecto carece de eficacia, fluidez, fuerza y un movimiento buscado en otros músculos para compensar.

Cuando el Centro es estable, las extremidades adquieren un mayor grado de movilidad controlada de manera que se consigue un mejor movimiento y este mas seguro.

¨Unos pocos movimientos bien diseñados, realizados de manera adecuada en una secuencia equilibrada, equivalen a horas de calistenia descuidada o de contorsiones forzadas.¨ Joseph H. Pilates.

Fecha: 31/03/2011

Fuente: Studio

AU Design - Diseño gráfico y web Vitoria